Cuando Facebook compró la aplicación de mensajería móvil encriptada WhatsApp, por $19 mil millones en 2014, algunos usuarios estuvieron preocupados acerca de la seguridad de su información y las implicaciones de su correspondencia privada siendo entregada a la mayor operación de minería de datos en la historia humana. En su momento Jan Koum, fundador de WhatsApp dijo que no habría cambios en las operaciones de la aplicación, afirmando:

“No habrá alianzas entre ambas compañías si esto significa que se comprometen los principios que siempre nos han definido como compañía, nuestra visión y nuestro producto.”

Pero ¡sorpresa!, WhatsApp anunció el pasado 25 de agosto que estaría compartiendo toda la información de usuario con Facebook, comprometiendo el principio básico que definió a la compañía – la privacidad.

El blog indica una actualización en “los Términos de Servicio y la Política de Privacidad de WhatsApp por primera vez en cuatro años, como parte de nuestros planes para probar alternativas de comunicación entre usuarios y comercios en los próximos meses.” Es importante para todos que usen WhatsApp, o que incluso esté considerando utilizarlo, leer los términos y la política de privacidad en su totalidad – porque todo lo que vas a obtener del anuncio oficial es que está siendo coordinado con Facebook para hacer tu vida “asombrosa.” Pero hay un montón que aprender de la letra chica.

A continuación mostramos algunos aspectos importantes de la nueva “política de privacidad“. Los constantes recordatorios de que los mensajes permanecen aún encriptados están presentes a lo largo de la nueva política, pero serán omitidos en esta publicación con el propósito de destacar los cambios, específicamente.

Cuando aceptas los Términos de Servicio, estás de acuerdo de compartir tu información con Facebook y “otras compañías en la familia de empresas de Facebook,” los cuales incluyen Atlas, Instagram, Onavo, Parse, Moves, Oculus, LiveRail (ahora operando como Facebook Audience Network), y Masquerade. Las razones para compartir tu información (que se enlistan debajo) consisten de una serie de verbos que suena profesional y positivo, pero sigue siendo lo suficientemente impreciso para cubrir casi cualquier uso de tu información.

 

De la nueva política de privacidad (se añade énfasis en el texto):

  • Compañías AfiliadasNos unimos a la familia de empresas de Facebook en 2014. Como parte de la familia de empresas de Facebook, WhatsApp recibe información de esta familia de empresas y comparte información con ellas. Podemos usar la información que recibimos de ellas, y ellas pueden usar la información que compartimos con ellas, para ayudar a operar, proveer, mejorar, entender, personalizar y comercializar nuestros Servicios y sus ofertas. Esto incluye ayudar a mejorar los sistemas de infraestructura y de entrega, entender cómo se usan nuestros Servicios o los de ellas, proteger los sistemas y combatir las actividades de infracción, abuso o mensajes no solicitados. Facebook y las demás empresas de la familia de Facebook también pueden usar nuestra información para mejorar tus experiencias con sus servicios, así como sugerencias (por ejemplo, de amigos o conexiones, o de contenido interesante), mostrar anuncios y ofertas relevantes.”

La nueva política detalla la información que WhatsApp pretende compartir con Facebook y su familia de empresas, los cuales incluyen la información que proporciones a ellos, información sobre usted proporcionada por otros usuarios, contactos en su agenda móvil, cuándo y con quién interactúa, información dada a ellos por terceros, su ubicación, cuando está en línea, y cuando lee su último mensaje.

  • La información de tu cuenta: Proporcionas tu número de teléfono móvil para crear una cuenta de WhatsApp. Nos proporcionas los números de teléfono de la libreta de direcciones de tu teléfono móvil regularmente, incluidos los de los usuarios de nuestros Servicios y los de los demás contactos de la libreta de direcciones de tu teléfono móvil. Confirmas que estás autorizado a proporcionarnos dichos números. También puedes agregar otra información a tu cuenta, como un nombre de perfil, foto de perfil y mensaje de estado.”

En la sección “Tus Mensajes”, WhatsApp hace hincapié en que los mensajes definitivamente aún siguen encriptados.

  • “Tus conexiones: Para ayudarte a organizar la forma en que te comunicas con los demás, podemos crear una lista de tus contactos favoritos, y tú puedes crear grupos, unirte o dejar que te agreguen a grupos y listas de difusión. Dichos grupos y listas se asocian con la información de tu cuenta.”

La nueva política continúa detallando más reducciones en la privacidad:

  • “Uso e información de registro: Recopilamos información relacionada con el rendimiento, diagnóstico y servicio. Esto incluye información sobre tu actividad (como la forma en que usas nuestros Servicios, la forma en que interactúas con otros mediante nuestros Servicios y datos similares), archivos de registro, así como informes y registros de rendimiento, sitio web, fallos y diagnóstico.”

Así como también envía información en tiempo real:

  • Información sobre mensajes de estado. Recopilamos información sobre tus cambios de mensaje de estado y en línea en nuestros Servicios, como si estás en línea (tu “estado de conexión”), la última vez que usaste nuestros Servicios (tu “estado de última conexión”) y la última vez que actualizaste tu mensaje de estado.”

Si bien esto no es totalmente inesperado sigue siendo un poco perturbador.

A continuación, explica cómo otros pueden proveer información adicional acerca de usted:

  • “Información que otros proporcionan sobre ti. Recibimos información que otras personas nos proporcionan, que puede incluir información sobre ti. Por ejemplo, cuando otros usuarios que conoces usan nuestros Servicios, pueden proporcionar tu número de teléfono de la lista de contactos de su teléfono móvil (así como tú puedes proporcionar el de ellos), o bien pueden enviarte un mensaje, enviar mensajes a los grupos a los que perteneces o llamarte.” 

Esto significa que aunque no tengas  Whatsapp o Facebook tu información aún sigue disponible para ellos mediante cualquier familiar, amigo, o contacto laboral que puedas tener.

  • Proveedores externos. Trabajamos con proveedores externos que nos ayudan a operar, proveer, mejorar, entender, personalizar y comercializar nuestros Servicios. Por ejemplo, trabajamos con empresas para distribuir nuestras aplicaciones, ofrecer nuestros sistemas de infraestructura, de entrega y otros, proporcionar información de mapas y lugares, procesar pagos, ayudarnos a entender cómo la gente usa nuestros Servicios y comercializar nuestros Servicios. Estos proveedores externos pueden proporcionarnos información sobre ti en ciertas circunstancias.”

Algunos sitios han anunciado que pueden ayudarte a “deshabilitar” este intercambio de información, pero en última instancia son solamente esfuerzos de estos para que hagas click en su página; en realidad no puedes cancelar o inhabilitar esto, como eliminar a aplicación totalmente. Es fácil confundirse, sin embargo, debido a que en la parte superior de este FAQ en la página de WhatsApp dice:

“¿Cómo elijo no compartir la información de mi cuenta para mejorar mi experiencia respecto a los productos y publicidad en Facebook?”

WhatsApp responde:

“Si actualmente eres un usuario, puedes escoger no compartir la información de tu cuenta con Facebook para mejorar tus experiencias con los productos y la publicidad en Facebook.”

Si bien esto puede sonar prometedor, de hecho no lo es, es más que engañoso. Después de detallar dos maneras de detener que tu información sea utilizado para orientar la publicidad de Facebook, añade la siguiente exención de responsabilidad:

“De cualquier manera, Facebook y la familia de empresas de Facebook recibirán y usarán esta información para otros propósitos. Esto incluye ayudar a mejorar los sistemas de infraestructura y entrega; entender cómo se usan nuestros Servicios o los de ellos; proteger los sistemas; y combatir las actividades infractoras, el abuso o los mensajes no solicitados.”

Todo esto no es como si fuese alguna clase de gran secreto. No está oculto, son solo un largo acuerdo hábilmente redactado que la mayoría de las personas no se toman el tiempo de leer.

 

¿Se puede hacer algo al respecto?

Hay una lección que aprender aquí, y es que los días de privacidad de privacidad han quedado atrás. Nuestra información se encuentra volando por el ciberespacio, nos guste o no. Si esto es una preocupación para usted, hay algunas cosa que puedes intentar para mantener tu información a salvo, como crear una autenticación en dos pasos en tu email o en tus cuentas de redes sociales, poniendo un “alerta de fraude” en tu informe de crédito, instalar una aplicación de seguridad en tu móvil, o bien usar un gestor de contraseñas; teniendo cuidado siempre en donde haces click, y como vimos en la publicación de hoy, siempre leyendo la letra chica.

No te vayas sin comentar: