El gobierno de estados unidos, a través de la Agencia de Protección Ambiental (o EPA, por sus siglas en inglés) y los titanes de la industria contaminante se han salido con la suya al poner químicos en el agua consumimos, lo que causa una “lobotomía ligera” por décadas, pero la Fluoride Action Network (FAN), junto con una coalición de grupos medioambientalistas y de salud pública, están buscando una prohibición al químico neurotóxico y bien documentado – el fluoruro.

FAN está presentando una denuncia oficial según la sección 21 de la Ley de Control de Sustancias Tóxicas (TSCA, por sus siglas en inglés). .Se busca poner fin a la fluoruración artificial de los suministros de agua en los EE.UU., y potencialmente a nivel mundial, basándose en la investigación científica que demuestra que el fluoruro de sodio, un subproducto de la industria nuclear, causa neurodegeneración.

También sabemos que el fluoruro causa la calcificación de la glándula pineal, una parte importante del sistema endócrino, también se conoce que es la puerta a través de la cual, se inicia la ascensión espiritual. Se puede leer el resumen que describe este proceso en su totalidad, aquí.

No había literalmente ninguna investigación científica que documentara lo que el fluoruro le hacía a la glándula pineal hasta al final de la década de 1990, pero gracias a la investigación de la Doctora Jennifer Luke, de la Universidad de Surrey, en Inglaterra, conocemos que la glándula pineal es el órgano principal de acumulación de fluoruro.

Una glándula pineal calcificada

“El fluoruro es probable que cause una disminución de la producción de melatonina y que tenga otros efectos sobre la función pineal normal, que a su vez podría contribuir a una variedad de consecuencias en los seres humanos”. – National Research Council 2006

Se ha utilizado por mucho tiempo como un agente para la guerra química, además afecta nuestra conciencia de una manera nefasta e inhibe nuestra voluntad de actuar contra nuestros opresores.

Sin embargo, incluso el gobierno de EEUU ha admitido que el público ha sido “sobredosificado” en este químico dañino para la salud, recientemente bajando el nivel de fluoruro en el agua de 0.7 a 1,2 miligramos por litro (mg/L) de agua a 0,7 mg/L, para prevenir signos de sobreexposición al fluoruro. Traducción: cubren las espaldas del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), y los protegen del tipo de demandas que FAN está presentando.

La denuncia fue presentada en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Norte de California contra la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) en respuesta a su negación a la petición bajo la Sección 21 de buscar la prohibición de la fluoruración del agua.

Según el abogado y asesor de FAN, Michael Connett:

“Este caso presentará la primera vez que una corte considerará la neurotoxicidad del fluoruro y la cuestión de si la fluoración presenta un riesgo no razonable bajo la Ley de Control de Sustancias Tóxicas (TSCA, por sus siglas en inglés).

Y, en contraste con la mayoría de otros desafíos legales de las acciones institucionales, TSCA nos da el derecho de que el tribunal federal considere nuestra evidencia ‘de novo’ – lo que significa que los tribunales federales deben llevar a cabo su propia revisión independiente de la evidencia sin deferencia del juicio de la EPA.”

El fluoruro ha sido llamado uno de los contaminantes más dañinos para el medio ambiente de la guerra fría. Muchos países ya lo han prohibido, aún así países como EEUU todavía lo añaden al 70% de las comunidades municipales del país.

Si esta demanda obtiene la atención y el apoyo que se merece, como así también un juicio justo, la fluoración de nuestra agua, mundialmente, podría finalmente ser una cosa del pasado.

 

No te vayas sin comentar: