La Escuela de Medicina Albert Einstein acaba de demostrar que la quimioterapia es un veradero cajero automático para las grandes farmacéuticas.

En un nuevo estudio revelador, han demostrado que la quimioterapia hace que las células cancerosas se diseminen por todo el cuerpo – para replicarse, empeorando la enfermedad.

Los científicos que llevaron a cabo este estudio titulado –  “la quimioterapia neoadyuvante induce la metástasis del cáncer de mama a través de un mecanismo mediado por TMEM” (Neoadjuvant chemotherapy induces breast cancer metastasis through a TMEM-mediated mechanism) – advierten que la quimioterapia, el procedimiento que cuesta a las personas más de u$s 10.000 por tratamiento, puede crear tumores letales.

La metástasis, la propagación de un tumor canceroso, ya se conoce que es una de las principales causas de cánceres recurrentes, especialmente en las personas que se someten a tratamientos de quimioterapia y radiación. Por lo general, significa que el cáncer que pudo haber sido contenido dentro de una parte del cuerpo se vuelve sistémico, por lo que es muy difícil de revertir – al menos con las “curas” de la medicina alopática.

Los investigadores, George S. Karagiannis, Jessica M. Pastoriza, Yarong Wang, Allison S. Harney, y todos, sugieren que aunque la quimioterapia puede reducir un tumor canceroso, pero simplemente envía las células cancerosas a otras partes del cuerpo para reconstruirse en otros tumores destructivos adicionales.

Este estudio hace un movimiento masivo en exponer el fraude perpetuo de la industria de la quimioterapia / cáncer. Sólo en EEUU, es una industria que mueve  200 mil millones de dólares. Es parte de la razón por la cual las primas de seguro son ridículamente altas, y los enfermos de cáncer, siguen sufriendo.

Si quieres ver cómo se forma una célula cancerosa, mira este video de 5 minutos:

 

Tomando en cuenta esta investigación, la prescripción de quimioterapia a cualquier paciente con cáncer debe ser considerado criminal. Especialmente cuando se toma en mayor conocimiento de docenas de tratamientos naturales que son mucho más eficaces, y no causan que los tumores se dispersen en el cuerpo.

Si conoce a alguien que actualmente está preparado para recibir quimioterapia, comparta esta información con ellos. Tal vez ofrecen alternativas tales como:

La Terapia Max Gerson que implica jugos de verduras y frutas para cargar el cuerpo con poderosos antioxidantes y enemas de café para ayudar a descargar la carga tóxica que llevan las células de nuestro cuerpo. Hablando de la terapia de Gerson, Albert, Schweitzer, doctor en medicina (Premio Nobel de la Paz, 1952) dijo:

“Veo en él uno de los genios más eminentes de la historia de la medicina. Muchas de sus ideas básicas han sido adoptadas sin tener su nombre conectado con ellas. Sin embargo, ha logrado más de lo que parecía posible bajo condiciones adversas. Deja un legado que llama la atención y que le asegurará su debido lugar. Los que ha curado ahora atestiguan la verdad de sus ideas.”

El Protocolo de Budwig, que implica cargar el cuerpo con Omega 3 sanos, y la eliminación de la acumulación tóxica con cúrcuma y pimienta negro (que hace que la cúrcuma más biodisponible para el cuerpo).La cúcuma sola tiene literalmente miles de propiedades anticancerígenas a través de sus curcuminas. Los Omega 3 reducen la inflamación, que se ha relacionado con muchas formas de cáncer.

Budwig también recomienda el incienso indio (Boswellia serrata) para combatir el cáncer, especialmente los cánceres de cerebro.

La Quelación de Vitamina C, o en otras palabras altas dosis de vitamina C administrada por vía intravenosa es otro método de tratamiento del cáncer de forma natural. Incluso pacientes con cáncer avanzado se han beneficiado de este protocolo. Se atribuye a Linus Pauling el descubrimiento de que cargar el cuerpo con vitamina C, esencialmente haría imposible que las células cancerosas sigan creciendo.

El Cannabis medicinal es también un tratamiento increíblemente eficaz para más de una docena de tipos de cáncer. Los compuestos vegetales en el cannabis son potentes antioxidantes y agentes anti-inflamatorios que ayudan a hacer que el ambiente en el cuerpo sea inhóspito al crecimiento de células cancerosas

“El ingrediente activo del cannabis reduce el crecimiento tumoral en el cáncer de pulmón común a la mitad y reduce significativamente la capacidad del cáncer de propagarse. Los efectos secundarios incluyen un aumento en el apetito, alivio del dolor y reducción de la inflamación.” – Dr. Wakefield, Harvard

No te vayas sin comentar: