Hablar sobre el tiempo es sin duda un tema confuso, y lo es aún más en tanto tratamos de revelar sus secretos. Físicos han examinado el funcionamiento del tiempo por décadas, y los resultados publicados sobre ello son alterantes para contemplar, por decir algo, y muestran que el tiempo puede no existir como nosotros creemos que lo hace.

En un documento titulado “Time crystals from minimum time uncertainty” (Cristales del tiempo de la incertidumbre mínima temporal) que fue revisado recientemente y republicado en el European Physical Journal, señala solo un ejemplo de la asombrosa investigación que se realiza sobre este tema. En él, los investigadores han propuesto que la longitud de tiempo físicamente más corto, podría ser en realidad múltiples órdenes de magnitud más grandes que el tiempo de Planck. El tiempo de Planck se refiere al tiempo requerido para luz viajar en el vacío, el cual sería una distancia de 1 longitud de Planck. La unidad lleva el nombre de Max Planck, quien fue el primero en proponer la teoría.

Nur Faisal, de la Universidad de Waterloo, uno de los investigadores involucrados en el estudio, le dijo a phys.org que puede ser posible que la escala mínima temporal en el universo sea mucho mayor que el tiempo de Planck. Además dijo que estos puede ser probado “directa y experimentalmente.”

Ningún experimento se ha aproximado jamás a examinar el tiempo de Planck directamente porque es muy corto. Sin embargo, como señala phys.org, existe una buena cantidad de apoyo teórico que respalda la existencia de ésta teoría. Faisal explica: “En nuestro trabajo, hemos propuesto que el tiempo es discreto en la naturaleza, y además hemos sugerido maneras de probar experimentalmente esta propuesta.”

Entonces, ¿Cómo averiguaron que el tiempo puede ser mucho mayor que el tiempo de Planck? Calcularon la tasa de emisión espontánea de un átomo de hidrógeno.

“La ecuación de la mecánica cuántica modificada predice una tasa ligeramente diferente de emisión espontánea que la predicha por la ecuación sin modificar, dentro de un intervalo de incertidumbre. Los efectos propuestos pueden además ser observables en las tasas de desintegración de las partículas y núcleos inestables.”

Los investigadores además mencionan que sus descubrimientos pueden cambiar las ecuaciones básicas de la mecánica cuántica, y podrían cambiar la misma definición del tiempo que hoy en día se conoce.

La ilusión de la realidad:

De acuerdo con las reglas de la mecánica cuántica, nuestras observaciones, y como algunos científicos les gusta llamarlas, “factores asociados con la conciencia,” influencian el universo en sus niveles más fundamentales. Cuando los físicos miran la realidad a sus escalas más diminutas, se vuelve claro que el comportamiento de un átomo depende de las observaciones del físico.

“Considero a la conciencia como fundamental. Considero a la materia como un derivado de la conciencia. Todo de lo que hablamos, todo lo que consideramos como existente, se encuentra la conciencia.” – Max Planck

De acuerdo con este experimento, los investigadores observaron que nuestra percepción del tiempo como algo que está continuamente fluyendo es solo una ilusión. Faizal explica:

El universo físico es en realidad como una película, en el cual una serie de imágenes fijas que se muestran en una pantalla crea la ilusión de movimiento. Por lo tanto, si este punto de vista se toma en serio, entonces nuestra precipitación consciente de la realidad física basada en el continuo movimiento se vuelve una ilusión producida por una discreta estructura matemática subyacente. Esta propuesta convierte la realidad platónica en la naturaleza. Sin embargo, a diferencia de otras teorías de idealismo platónico, nuestra propuesta puede ser probada de forma experimental y no solo para argumenta filosóficamente.”

Faizal se refiere a la idea de Platón de que la verdadera realidad existe independientemente de nuestros sentidos. ¿Quizás la verdadera composición de lo que percibimos cómo realidad está más allá de nuestra capacidad para percibir?

Más investigaciones confusas acerca del “tiempo” debajo:

El experimento cuántico de elección retardada:

Este experimento ilustra cómo lo que sucede en el presente, puede cambiar lo que sucedió en el pasado. Además, muestra como el tiempo puede ir hacia atrás, cómo la causa y efecto pueden ser revertidas, y como el futuro causó el pasado.

Para entender el experimento de elección retardada, primero hay que entender el experimento cuántico de doble rendija, el cual es utilizado para mostrar cómo factores asociados a la conciencia crean diferentes comportamientos en el átomo, como se menciona anteriormente.

En este experimento, pequeñas porciones de materia (protones, electrones, o cualquier objeto del tamaño de un átomo) son disparados hacia una pantalla. En el otro lado de la pantalla, una cámara de video de alta tecnología graba dónde aterriza cada protón. Cuando los científicos cierran una rendija, la cámara nos mostrará un patrón esperado, como se ve en el video debajo. Pero cuando ambas rendijas se abren, un “patrón de interferencia” emerge – empiezan a actuar como ondas. Esto no significa que los objetos atómicos son observados como una onda (a pesar de que hayan sido recientemente observados como una onda), sino más bien que cada protón individualmente va a través de ambas rendijas al mismo tiempo e interfiere con sí mismo, pero además va a través de una rendija, y va a través de la otra.  Además, va a través de ninguno de los 2. Una sola porción de materia se transforma en una “onda” de potenciales, expresándose a sí misma en la forma de múltiples posibilidades, y es por esto que tenemos el patrón de interferencia.

¿Cómo una sola porción de materia puede existir y expresarse a sí misma en múltiples estados, sin ninguna propiedad física, hasta que es “medida” o “observada”? Además, ¿Cómo elige qué camino tomar, fuera de múltiples posibilidades?

Entonces, cuando un “observador” decide medir y examinar por qué rendija atraviesa la porción de materia, la “onda” de trayectos posibles colapsan en una sola. Es como si la partícula “supiera” que está siendo observada. El observador tiene algún tipo de efecto en el comportamiento de la partícula.

Múltiples experimentos han encontrado que factores asociados con la conciencia están “significativamente” correlacionados en formas previstas con perturbaciones en el patrón de interferencia de doble rendija. – Fuente

Pueden ver una demostración/explicación visual del experimento de doble rendija en el siguiente video:

Esta incertidumbre cuántica es definida como la capacidad, “de acuerdo a las leyes de la mecánica cuántica que gobierna los asuntos subatómicos, de una partícula como un electrón existir en un ´turbio´ estado de posibilidad – estar en cualquier lado, en todos lados, o en ninguno en absoluto – hasta que es transformado en sustancialidad por un detector de laboratorio o un globo ocular.” Fuente: New York Times

De acuerdo al físico Andrew Truscott, investigador principal de un estudio publicado por la Universidad Nacional de Australia, el experimento sugiere que “la realidad no existe a menos que estemos mirándola”, como si estuviéramos viviendo en una ´versión holográfica´ del universo. – Fuente: Digital Journal.

El Ahora:

Entonces ¿Cómo es toda esta información relevante al concepto del tiempo? Justo como el experimento de la doble rendija ilustra cómo factores asociados a la conciencia colapsan la función de la onda cuántica (una porción de la materia existiendo en múltiples estados), en una porción de materia con propiedades físicas definidas (no más como una onda, todos esos estados potenciales colapsados en uno solo), el experimento de elección retardada demuestra cómo lo que sucede en el presente puede cambiar lo que sucede (o sucedió) en el pasado. Además muestra cómo el tiempo puede ir hacia atrás, como la causa y efecto puede ser revertidas y como el futuro causó el pasado.

Como el experimento cuántico de doble rendija, el experimento de elección retardada ha sido demostrado y repetido una y otra vez. Por ejemplo, físicos en la Universidad Nacional de Australia han llevado a cabo el experimento de elección retardada de John Wheeler. Sus hallazgos han sido recientemente publicados en la revista Nature Physics.

En 2007 (revista Science, 2007), científicos en Francia dispararon fotones en un aparato y mostraron que sus acciones pueden retroactivamente cambiar algo que ya había sucedido. Asher Peres, un pionero en la teoría de la información cuántica, explica:

“Si intentamos atribuir un significado objetivo al estado cuántico de un sistema único, curiosas paradojas aparecen: los efectos cuánticos no sólo imitan una “acción a distancia” instantáneamente, sino que además, como se ven aquí, la influencia de acciones futuras sobre eventos pasados, incluso después de que todo estos eventos hayan registrado de manera irrevocable.” Fuente: (1) (2) (3)

Esta idea fue expuesta en primer lugar por John Wheeler en 1978, el creía que su experimento era mejor explicada en una escala cósmica.

Explicación en escala cósmica:

Él nos pide imaginar una estrella emitiendo un fotón miles de millones de años en el pasado, dirigiéndose en dirección al planeta Tierra. En el medio, hay una galaxia. Como resultado de lo que es conocido como el “efecto de lente gravitacional,” la luz debe doblarse alrededor de la galaxia con el fin de llegar a la Tierra, por lo que tiene que tomar uno de dos caminos: ir a la izquierda o a la derecha. Miles de millones de años después, si uno decide instalar un aparato para “atrapar” el protón, el patrón resultante sería (como se explica más arriba en el experimento de doble rendija) un patrón de interferencia. Esto demuestra que el patrón tomó un camino, y además el otro.

Uno puede además elegir “echar un vistazo” al fotón entrante, instalando un telescopio en cada lado de la galaxia para determinar de qué lado viajo el fotón para llegar a la Tierra. El acto mismo de medir o “observar” de qué lado viene el protón significa que sólo puede venir de un lado. El patrón ya no será más un patrón de interferencia representando múltiples posibilidades, sino un solo “grupo” de patrón único mostrando “un camino”.

¿Qué significa esto? Significa que como elegimos medir “ahora”, afecta que dirección tomó el protón hace miles de millones de años. Nuestra decisión en el momento presente afectó lo que ya había sucedido en el pasado.

Esto no tiene ningún sentido en absoluto, lo cual es un problema común en la física cuántica. Independientemente de nuestra habilidad para darle sentido, sin embargo, es muy real.

Este experimento sugiere además que el entrelazamiento cuántico (que ha sido además comprobado) existe independientemente del tiempo – refiriéndose que dos trozos de materia pueden entrelazarse, de nuevo, en el tiempo.

El tiempo, tanto como lo medimos y los entendemos, no existen en realidad.

No te vayas sin comentar: