La incógnita acerca de cómo se formó la tierra siempre intrigó a los científicos. Numerosas teorías fueron apoyadas durante los últimos siglos para explicar cómo nuestra hermosa Tierra llegó a ser lo que conocemos hoy. Recientemente, una nueva investigación se publicó en la revista “Science”. Si esta teoría llegase a ser comprobada, ciertamente cambiaría nuestro entendimiento en la formación y evolución de nuestro planeta.

De acuerdo con astrónomos, hay evidencia de que la luna fue formada después de que un pequeño planeta se estrellara con la tierra. Esto pasó hace 4.5 mil millones de años; esta colisión fue tan violenta que este pequeño planeta que se estrelló con la tierra, el “planeta embrionario” llamado Theia, terminó fusionándose con la Tierra y la Luna.

Investigadores de la universidad de California, analizaron siete rocas lunares traídas a la Tierra durante las misiones del Apolo, como también seis rocas provenientes del manto de la Tierra. Examinaron los isótopos de oxígeno que contenían las rocas, en otras palabras, contaron el número de protones y neutrones en los átomos de oxígeno. Esto es importante porque las rocas de cada cuerpo planetario en nuestro sistema solar tienen una “huella digital única” en proporción de isótopos de oxígeno que pueden ser usadas para saber de dónde vienen. Los isótopos de oxígenos idénticos de la Luna y la Tierra les dieron a los investigadores la respuesta que estaban buscando.

“No vemos ninguna diferencia entre los isótopos de oxígeno entre la Luna y la Tierra; son indistinguibles.” Dijo Edward Young, jefe de la investigación. “Theia se mezcló a fondo tanto en la Tierra como en la Luna, y se dispersó equitativamente entre ellos” Esto explica por qué no vemos un rastro diferencial de Theia en comparación de la Tierra con la Luna.”

Estos descubrimientos apoyan una teoría propuesta en 2012. De acuerdo con ella, Theia y la Tierra estuvieron involucrados en “un choque frontal”, durante la cual ambas se fusionaron. La información sobre Theia es limitada. Young y su equipo dice que este pequeño planeta era igual a la tierra en tamaño, mientras que otros científicos creen que estaba cercano a Marte. Aprender más de este planeta podría ser extremadamente interesante y los investigadores están constantemente tratando de descubrir más.

El misterio de la formación de nuestro planeta siempre será un desafío para los científicos. Tecnologías avanzadas para la investigación nos provee más y más información y nuevas teorías se desarrollan; esto nos da esperanzas de que algún día los humanos encontraremos la respuesta a la pregunta de cómo nuestro hogar fue formado.

No te vayas sin comentar: