Quizás muchos oyeron de un intrigante descubrimiento ocurrido en Octubre de 2015, cuando un grupo de astrónomos detectaron la tan llamada “megaestructura alien” alrededor de KIC 8462852, también conocida como la estrella de Tabby.

En resumen, tiene un extraño patrón de luz el cual los científicos jamás vieron. Normalmente, el brillo de una estrella baja aproximadamente un 1% cuando un planeta pasa enfrente de ella, pero en el caso de KIC 8462852,  era casi del 22%, lo cual sugiere que debe haber realmente un gran objeto cerca que está interfiriendo el brillo de la estrella.

¿UNA SEGUNDA MEGAESTRUCTURA ALIEN?

Parece que después de todo, KIC 8462852  no es la única estrella con este tipo de oscurecimiento y las “megaestructuras aliens” podría ser más común de lo que pensamos. La estrella EPIC 204278916, detectado por la nave espacial Kepler de la NASA en 2014, tiene un tamaño similar a del sol, pero sólo la mitad de su masa. Por los últimos 2 años, la estrella ha sido estudiada por un equipo de astrónomos dirigido por Simone Scaringi del Instituto Max Planck de Física Extraterrestre en Alemania. Como resultado, descubrieron algo incluso más extraño que los patrones de luz exhibidos por KIC 8462852

Los investigadores informan que la estrella estuvo mostrando bajas en su brillo de hasta un 65% por 25 días consecutivos. ¿Que clase de objeto espacial puede causar este tipo de oscurecimiento, considerando el hecho de que incluso algo tan masivo como un planeta afecta el brillo de una estrella de sólo un 1%?

POSIBLES EXPLICACIONES

Desde el descubrimiento de la “primera megaestructura alien” en 2014, los investigadores han ideado tres teorías  que podrían explicar los extraños patrones de luz observados alrededor de KIC 8462852.

La primera afirma que el oscurecimiento pudo haber sido causado por enormes enjambres de cometas alrededor de la estrella.

De acuerdo a la segunda teoría, KIC 8462852 gira tan rápido que se vuelve “achatado”, es decir, que su radio en el ecuador es más grande que en los polos. Como resultado, los polos se ven más cálidos y brillantes que en el ecuador, lo cual parece oscurecido para el observador.

La tercera hipótesis, que es la más inverosímil de las tres, sugiere que allí puede haber algo similar a la Esfera de Dyson, que se ha visto en algunos libros y películas de ciencia ficción. Esto sería una construcción masiva de paneles solares que rodean a una estrella – un objeto que podría ser descrita perfectamente con el término “megaestructura alien.”

NUEVA HIPÓTESIS

Desde 2014, ninguna de esas teorías han recibido prueba alguna. Ahora, el equipo de astrónomos alemanes que hicieron las observaciones en EPIC 204278916 trajeron una nueva hipótesis que puede arrojar un poco de luz a la naturaleza de este misterioso oscurecimiento. Dijeron que un disco de polvo podría ser el responsable por esas enormes bajas en la curvatura de la luz de la estrella. Si el disco está orientado hacia la Tierra, entonces podría estar bloqueando la luz de la estrella, y al mismo tiempo, interferir con nuestras observaciones ya que no seríamos capaces de ver su radiación infrarroja en este ángulo. Un hecho que favorece esta teoría es la edad de la estrella – EPIC 204278916 tiene sólo 11 millones de años, así que la presencia de un disco protoplanetario alrededor de una estrella tan joven tiene mucho sentido.

En cuanto a la edad de KIC 8462852, no hay consenso entre los astrónomos. De acuerdo a las estimaciones iniciales, la edad de la estrella es de cientos de millones de años. Sin embargo, un número de astrónomos tienden a pensar que es tan jóven como EPIC 204278916. Pero si incluso KIC 8462852 es mucho mayor que eso, el oscurecimiento inexplicable podría ser causado por anillos de “cometas como escombros,” también conocidos como discos circunestelares, lo que se sabe que muchas estrellas maduras tienen.

Sea lo que sea aquello, un disco de polvo espacial o una gigantesca estructura construída por una civilización alienígena avanzada, el tiempo nos lo enseñará. El año que viene, Kepler hará nuevas observaciones a EPIC 204278916 y quién sabe qué más podría hallarse en aquel rincón distante del universo.

No te vayas sin comentar: