Se ha vuelto de común conocimiento de que el té verde ofrece varios beneficios a la salud, pero también muchos desconocen el por qué de sus beneficios, más allá de su alto contenido en antioxidantes. A continuación mostramos los 10 más grandes beneficios de consumir un buen té verde orgánico de forma regular.

1 – El té verde tiene componentes bioactivos que pueden mejorar la salud

El té verde está cargado con polifenoles tales como flavonoides y catequinas, las cuales ambas son poderosos antioxidantes.

Uno de los componentes más poderosos del té verda es un antioxidantes conocido como Epigalocatequin galato, el cual se considera que trata numerosas enfermedades y puede ser la llave para varios beneficios médicos del té verde.

2 – El té verde puede mejorar el funcionamiento del cerebro

Debido a que el té verde contiene cafeína, beberlo puede mejora la atención y la concentración. Una taza de té verde no contiene tanta cafeína como el café, sin embargo, debido a esto es menos probable que te deje con nerviosismo y en algunos casos, las palpitaciones del corazón que van junto con él.

La cafeína bloquea un neurotransmisor inhibitorio llamado adenosina, que aumenta el disparo de neurotransmisores de concentración como la dopamina y la norepinefrina. También puede llevar a mejorar el estado de ánimo, el tiempo de reacción y la memoria.

Aparte de la cafeína, el té verde contiene un aminoácido llamado teanina, que es capaz de cruzar la barrera hematoencefálica para afectar directamente al sistema nervioso central al interactuar con el propio cerebro. Puede aumentar la actividad del neurotransmisor inhibidor GABA (ácido γ-aminobutírico), que aumenta la dopaminael “químico del placer”– serotonina, y las ondas alfa dentro del cerebro.

La cafeína y la teanina funcionan sinérgicamente, de hecho, esta pareja es particularmente bueno para mejorar la función cerebral.

3 – Algunos de los antioxidantes en el té verde puede disminuir tu riesgo de cáncer

El estrés oxidativo contribuye al desarrollo del cáncer, y consumir más antioxidantes – de los cuales el té verde está lleno – es una manera para lugar y proteger tu cuerpo de este daño.

Un estudio observacional de meta-análisis descubrió que las mujeres que bebían más té verde tenían un riesgo 22% menor de desarrollar cáncer de mama, el cáncer más común en las mujeres.

Otro estudio descubrió que los hombres que bebían té verde tenían un riesgo 48% menos de desarrollar cáncer de próstata, el tipo de cáncer más común en hombres.

Un estudio de 60.710 mujeres chinas encontró que aquellos que bebían té verde tenían un riesgo 57% menor de desarrollar cáncer colorrectal.

4 – El té verde puede proteger tu cerebro en la vejez

El té verde puede mejorar tu memoria a corto plazo, pero más importante, puede proteger tu cerebro de desórdenes neurodegenerativos tales como el Alzheimer y la enfermedad de Parkinson, las dos enfermedades más comúnmente desarrolladas en la vejez.

Estudios realizados en tubos de ensayos y animales de experimentación han mostrado que los compuestos de catequina contenidos en el té verde pueden tener algunos efectos protectivos en las neuronas, lo que baja potencialmente el riesgo de las enfermedades mencionadas arriba.

5 – El té verde puede matar las bacterias

Sin embargo, las catequinas han más que solo luchar contra enfermedades. Algunos estudios ha mostrado que pueden matar las bacterias e inhibir los virus, lo que puede, a su vez, reducir el riesgo de desarrollar infecciones.

Otros estudios muestran cómo el té verde puede incluso combatir el mal aliento, matando a las bacterias que lo causa en primer lugar.

6 – El té verde puede ayudar a reducir su riesgo de enfermedades cardiovasculares

Enfermedades cardiovasculares, como cardiopatías y acvs, siguen siendo las principales causas de muerte alrededor del mundo, y el té verde puede luchar contra algunos de los principales factores de riesgo que conducen a ellos.

El té verde incrementa drásticamente la capacidad antioxidante de la sangre, que protege las partículas de colesterol LDL de la oxidación, el cual es parte proceso de pavimentación hacia el desarrollo de enfermedades del corazón. Los bebedores de té verde tienen un 28% de riesgo menor de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

7 – El té verde aumenta la quema de grasa y mejora el rendimiento físico

Pruebas en humanos han mostrado que el té verde incrementa la quema de grasa mediante la aceleración del ritmo metabólico, con un estudio mostrando cómo el té verde incrementaba el gasto energético en un 4% en hombres saludables.

Otro estudio entre varones sanos demostró que, cuando se les dio extracto de té verde, la oxidación de la grasa aumentó en un 17%.

8 – El té verde puede ayudarte a vivir más

Dada la información previa que muestra cómo el té verde puede ayudar bajando el riesgo de varios tipos de cáncer y otras enfermedades, esto puede parecer obvio, pero nuevas investigaciones muestran que el té verde tiene un efecto directo en el riesgo de mortalidad. Un estudio llevado en 40.530 adultos japoneses mostró que aquellos que bebían grandes cantidades de té verde, alrededor de 5 o más tazas por día, tenían significativamente menos probabilidades de morir en un período de 11 años que los que no lo hicieron:

  • Muerte por todas las causas: 25% menor en mujeres, 12% menor en hombres.
  • Muerte por enfermedades cardiovasculares: 31% menos en mujeres y 22% menor en hombres.
  • Muerte por ACV: 42% menor en mujeres, 35% menor en hombres.

Otro estudio llevado a cabo en 14.001 ancianos japoneses entre las edades de 65-84 años encontró que aquellos que bebían más té verde eran 76% menos probabilidades de morir durante el período de estudio de seis años.

9 – El té verde puede disminuir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2

Estudios han demostrado que el té verde puede mejorar la sensibilidad a la insulina y reducir los niveles de azúcar en sangre.

Un estudio en particular, enfocado en ciudadanos japoneses, descubrieron que aquellos que bebían más té verde, tenían un 42% menos riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Y en una revisión compuesta de siete estudios diferentes y entre 286.701 personas, aquellos que bebían té verde regularmente tenían un riesgo 18% menor de convertirse en diabéticos.

10 – El té verde puede ayudarte a perder peso y reducir tu riesgo de convertirse en obeso

Como se indicó anteriormente, el té verde puede aumentar tu tasa metabólica, que a su vez puede ayudarte a perder peso. Otros estudios han mostrado que beber té verde puede conducir a una disminución de la grasa corporal, particularmente aquella que se encuentra alrededor del área abdominal, el cual es el tipo de grasa menos saludable y a menudo el más difícil de eliminar.

En un ensayo controlado aleatorio conducido en 240 hombres y mujeres por 12 semanas, por ejemplo, el grupo que estuvo bebiendo té verde mostraron importante disminución en el porcentaje de grasa corporal, circunferencia de cintura, grasa abdominal y peso corporal total.

Conclusión

Dada toda la información mostrada arriba, ciertamente no lastimaría comenzar a beber té verde, sólo asegúrate de elegir una marca orgánica de alta calidad para evitar la exposición a pesticidas y reducir tu consumo de fluoruros, que casi siempre se puede encontrar en el té.

No te vayas sin comentar: