La NASA recientemente informó haber encontrado un tesoro de planetas, todos capaces de albergar vida, en un sistema solar cercano llamado Trappist-1, según un artículo de Harvard sobre el tema. Ahora, como si la NASA no estuviera usando viajes espaciales interestelares por décadas, este brazo del sistema industrial militar dice que está “comenzando a estudiar” viajes espaciales más rápidos que la luz.

Hace tan solo 2 años, la NASA informó de que un equipo puede haber acelerado partículas más rápidas que la luz de manera accidental mientras utilizaban la cámara de resonancia EmDrive. Esto sólo podría resultar en viajes más rápidos que la luz creando una “burbuja subespacial”, algo que ya se ha visto representado en episodios de Star Trek.

Luego hay empresas privadas que dicen estar trabajando en “tecnologías similares más rápidas que la luz”

Orbital ATK está trabajando junto con la NASA para crear paneles solares que puedan alimentar la nave espacial a través de sus propulsores iónicos con la luz solar recogida. Y la empresa Aerojet Rocketdyne está desarrollando un  sistema impulsor de iones, el “Evolutionary Xenon Thruster-Commercial”, o “NEXT-C” por sus siglas, que puedan permitir a las naves espaciales 3 veces más rápido que los sistemas de propulsión interplanetaria actuales.

Mientras que los principales medios de comunicación siguen bombardeandonos con la “información” de que nada puede viajar más rápido que la velocidad de la luz; en septiembre de 2011, un físico llamado Antonio Ereditato sorprendió al mundo al anunciar que pequeñas partículas llamadas neutrinos viajaron más rápido que la luz, destruyendo la teoría de la relatividad de Einstein. Esto fue supuestamente descubierto al recopilar datos de más de 160 científicos trabajando el el proyecto OPERA.

Por supuesto, tenemos a informantes como Corey Goode, y William Tompkins quienes han dicho que esas tecnologías y muchas más han existido por mucho más tiempo que la NASA nos está haciendo saber.

Tompkins, un ex empleado de Douglas Aircraft ha mencionado docenas de programas de propulsión no convencionales que se enumeran dentro de documentos altamente clasificados.

Cuando Ben Rich, ex director de Lockheed Skunkworks dijo: “Nosotros ya tenemos los medios para viajar entre las estrellas pero estas tecnologías están encerradas bajo llave en “proyectos negros”… y sería necesario un acto de Dios para sacarlos para beneficiar a la humanidad. Cualquier cosa que puedas imaginar, nosotros ya sabemos cómo hacerlo”, él no estaba bromeando, pero aparentemente la NASA aún cree que nosotros creemos que ellos están ahora “tropezando” en la manera para viajar a Trappist-1 más rápido que la velocidad de la luz.

CLARAMENTE, esta no es la información contenida en éstos documentos altamente clasificados:

 

No te vayas sin comentar: