El Codex Gigas que en latín significa el códice grande, fue considerado un de las maravillas del mundo, escrita en el año 1230 trata temas misteriosos como la alquimia, encantamientos, exorcismos y una versión de la biblia con matices muy extraños; pero se dice quien posea este libro, tendrá el poder y el control de la humanidad o al menos es lo que dice la leyenda. Dicho libro también fue llamado el códice del diablo por tener una leyenda oscura y siniestra.

Se expone en el museo de Suecia, pesa 76 kilos y mide más de un metro, o sea es un libro de imponente tamaño y respeto.

Cuenta la historia que en el año 1230 existió una orden de monjes que se llamaban los monjes negros, debido a que vestían túnicas de ese color; tenían votos de castidad y pobreza, viviendo en la inmundicia porque querían apiadarse de su alma. Eran muy estrictos con sus leyes, pero hubo uno de ellos que desobedeció a todas y cometió los actos más impuros, lujuriosos y atroces que una persona podía cometer, por ésta razón fue confinado a una celda sin luz y a solo pan y agua hasta su muerte, pero luego quisieron darle un castigo mayor, encerrarlo entre dos paredes selladas. En ese preciso momento es cuando ese monje hizo la promesa a cambio de que le perdonaran la vida – que en una sola noche escribiese todos los saberes de la humanidad; aunque sabía que esto era prácticamente imposible realizarlo, convocó al demonio a quien le vendió su alma, a cambio de que le diera la posibilidad de crear en una noche dicho libro, el demonio accedió a tal petición negociando dos condiciones, la primera el apoderarse de su alma y la segunda y más extraña era que plasmara su imagen en una de las páginas del libro. La leyenda existe, aunque no puede asegurarse que dicha historia haya sucedido realmente, lo que sí se asegura es que otorga prestigio y poder a la orden o convento que lo posea.

Debido a problemas de adquisición, los monjes negros decidieron vender el códice a la orden de los monjes blancos quienes lo pusieron en un cementerio perteneciente a su orden como objeto de poder y valor; tras la peste negra dicho cementerio aumentó con más muertos, atribuyéndole al códice la causa de tanta muerte, por lo tanto decidieron regresarlo a la orden de los monjes negros para lo que dicho libro fue creado.

El Codex Gigas fue por mucho tiempo botín de guerra para muchos poderosos, también cabe mencionar que la masonería atesoró y tradujo partes de este libro en tomos más pequeños promoviendo ese conocimiento prohibido, incluso existían métodos de exorcismos que es el realmente del que conocemos.

Las investigaciones de dicho libro dieron a conocer que estaba escrito con tinta de insectos triturados, no refleja la luz ultravioleta y que está escrito por una sola persona, sin ningún tipo de error, como en cualquier manuscrito común se podría encontrar.

No te vayas sin comentar: