Como si de un guión, o una puesta en escena se tratase, la narrativa del racismo y la división está siendo impulsado por los medios de comunicación, y la idea de una guerra racial en Norteamérica está tomando fuerza dentro de la conciencia pública. Nadie dentro de la ciudadanía podría ganar absolutamente nada de un baño de sangre entre blancos y negros, pero en 2016, de golpe nos encontramos al borde de un enfrentamiento apocalíptico.

Pero, ¿quién podría beneficiarse de todo esto?

El sitio web Project Camelot, en 2013 publicó una entrevista a James Casbolt, también conocido como Michael Prince. El se presenta como un “miembro de la familia Rothschild”, y explica cómo la élite política mundial estaba planeando desencadenar una guerra racial en Norteamérica como parte de una conspiración para avanzar en su agenda de despoblación, destruir la raza negra, desestabilizar aún más la nación y finalmente crear las condiciones necesarias para establecer una ley marcial en Estados Unidos.

En la entrevista Casbolt afirma ser parte del linaje Rothschild, como alguien que ha pasado su vida entera siendo preparado como un asesino para la familia más poderosa del mundo, un “supersoldado,” como él se denomina. Ahora sirviendo tiempo en prisión, algunos consideran que la legitimidad de las credenciales de Casbolt son más bien cuestionables, sin embargo en muchas entrevistas sobre el tema de la élite que gobierna el mundo él ha mostrado perspicacia e información que confirma estar tanto como bien informado como sorprendentemente clarividente.

En el video se le pregunta acerca de cuál era su opinión sobre la élite global, que estaban conspirando con el fin de expandir su imperio de control en los próximos años. Su respuesta parece casi profética al día de hoy, en el contexto de los disturbios en las principales ciudades de Estados Unidos y el surgimiento del movimiento financiado por George Soros, Black Live Matter (BLM).

La respuesta de James Casbolt:

“El enemigo ahora está, instigando una guerra racial en América. Por medio de la ingeniería social, una guerra racial entre blancos y negros debido a que están intentando reducir la población, por lo que está dirigido a los negros en Estados Unidos como primer grupo. Esto es una extensión de lo que está sucediendo en África con ellos, reduciendo la población de negros en ese continente, con SIDA diseñado y cosas por el estilo. Así que por medio de la ingeniería social, están creando situaciones sociales ahora en EEUU, y ese grupo está siendo fijado como objetivo actualmente, ya sabes, los negros en Estados Unidos.

Hay un montón de problemas raciales siendo traídos por los medios, como Obama hablando de, “hablemos sobre la raza.” En los medios, una gran cantidad de cosas están enfocadas en la raza para mantener las mentes de las personas ocupadas en ello”Michael Prince

Los programas de ingeniería social son el principal producto de exportación de la élite mundial, así la historia lo demuestra. Casbolt conecta los eventos actuales con los que se dieron en los años sesenta, cuando se sabía que la CIA se infiltraba en movimientos contraculturales trabajando en contra de la maquinaria de guerra del “establishment.”

 

“En esencia se trata de la continuación de programas de ingeniería social de Haight Ashbury en los sesentas en San Francisco. Tu sabes, la familia Manson, los asesinos de Charles Manson, y él fue programado en China Lake, por eso, por medio de la ingeniería social. Él, Charles Manson, estuvo hablando acerca de Helter Skelter, el cual es una guerra racial, una guerra racial apocalíptica en Estados Unidos entre negros y blancos, y de que los Beatles desencadenaron eso, la canción de Helter Skelter, y luego de eso, se suponía que los asesinos de Manson iban a desencadenar la guerra racial que supuestamente iba a comenzar en Haight Ashbury, la colonia hippie en San Francisco.

Ellos a menudo intentaron, con el Cuarto Reich establecido en la Costa Oeste, desencadenar esta guerra racial “Helter Skelter” en California. Con los disturbios en Los Ángeles intentaron hacerlo de nuevo, y van a seguir intentar realizarlo hasta que un infierno se desate entre negros y blancos en Estados Unidos, porque… la raza negra está siendo elegida como objetivo en estos momentos en América, los afroamericanos.” Michael Prince

En referencia a una facción de la élite gobernante como el Cuarto Reich, una viva continuación del movimiento Nazi que destruyó Europa en los 40 del siglo pasado, Casbolt habla de una guerra racial diseñada como un componente clave en el plan para despoblar el planeta.

“El Cuarto Reich, por medio de la ingeniería social, va a continuar fomentando estas situaciones, tu sabes, como el Helter Skelter or los Manson en los sesentas, los disturbios en Los Ángeles, estas cosas van a continuar sucediendo, debido a que ellos quieren reducir la población, pero necesitan comenzar con grupos objetivos.”Michael Prince

Tres años después de esta entrevista, y con éste escenario volviéndose  cada vez más real, comentarios como estos deben servir como advertencias de que estamos siendo engañados a participar en lo que terminará siendo una catástrofe que ellos mismos crearon, y como los principales medios de comunicación tergiversan hechos reales e injusticias hacia una guerra racial de bandera falsa.

Una buena manera de  contraatacar esta estrategia de “divide et impera” sería una campaña popular masiva de concientización y de unidad, a la vez que se identifica y denuncia en voz alta a las verdaderas fuerzas globales, que juegan con nosotros como si fuéramos marionetas.

Aquí la entrevista completa a Michael Prince, el cual forma parte del video de Project Camelot: Supersoldados  (video original, si encontramos una versión en español lo subiremos al sitio)

 

 

No te vayas sin comentar: