Es una filosofía china, se dice que tiene más de 4000 años y que es un principio supremo e impersonal de orden y de unidad en el universo. Es el fundamento de toda la existencia, la fuente de todos los seres, el principio absoluto y sin forma que los conforman, les da nacimiento y les otorga forma.

Tao significa “origen” o “principio”. Es la causa sin causa, principio y fin de todo lo manifestado, presente en todas las religiones y filosofías trascendentales. De ahí su equiparación a la idea de camino o ley universal, un camino circular que parte y termina en un mismo punto, el Tao. Un camino por el que transitan todos los seres, hasta su reabsorción en el Tao que les dio origen.

El Tao es aquello a lo que uno no puede desviarse, aquello a lo que uno puede desviarse no es el Tao. Es el “camino”, curso del que uno no puede desviarse, es el fluir de la totalidad de lo real, que es mucho más que la mera totalidad de lo real.

Tao no es un ente particular ni es tampoco la “suma” de los entes, es un principio simple que lo gobierna todo, es la ley eterna del cambio y el devenir.

Tao también es lo “no-ente”, de allí que se lo considera también la no existencia, el gran vacío.

Tao es también la unidad de los opuestos.

Si quieres rendir culto al Tao, descúbrelo primero en tu propio corazón, entonces tu culto tendrá sentido.

 

El taoísmo y el Tao Te King

El Tao no es sólo una religión sino también una forma de vida (taoísmo). Su libro sagrado es el Tao Te King, se que atribuye a Lao Tse (viejo maestro, el libro muestra el camino y el poder.)

El Tao Te King es una pequeña recopilación de pensamientos de carácter aforístico que representa una síntesis de la cosmovisión y el pensamiento ético-taoísta.

Fue escrito hace aproximadamente 2500 por un gran adepto espiritual chino llamado Lao Tse. Él era un discípulo del maestro Huangdi. El libro del Tao Te King es uno de los manuales fundamentales de la filosofía y metodología del desarrollo espiritual. Propone la existencia de dos fuerzas sobrenaturales, el Yin y el Yang – dos fuerzas opuestas, una positiva y la otra negativa que se igualan, las dos se compensan, ninguna es más fuerte que la otra. El Tao es la tercera fuerza, es la que muestra el camino, pone orden y tiene principio. Pretende que uno debe encontrarse a sí mismo, pero no fuera de nosotros, sino a nosotros mismos.

Según el Tao, hay que vivir buenos y malos momentos (Yin y Yang), porque la sabiduría se tiene a base solo de experiencias. Ábrete al Tao, después confía en tus respuestas naturales.

Algunos de los escritos más importantes del Tao Te King:

  • El Tao que puede ser expresado, no es el Tao absoluto.
  • El No-Ser se refiere al principio del universo.
  • El ser se refiere a la madre de todos los seres.
  • Desde el no-ser conocemos las maravillas del Tao
  • Desde el ser conocemos las apariencias del Tao.
  • Cuando todo el mundo reconoce la belleza como tal, nace la maldad.
  • Cuando todo el mundo reconoce la bondad como tal, nace la maldad.
  • La suprema bondad es como el agua que beneficia a todo y no se opone a nada.
  • Producir y criar, producir y no apropiarse, obrar y apoyarse en la obra, guiar y no dominar. A esto se le llama virtud misteriosa.
  • Lo que es inherente a la virtud, se deriva únicamente del Tao.
  • Volverse es el movimiento del Tao, ceder es la acción del Tao. Todos los seres del universo nacen de ser, y el ser nace del no-ser.
  • Lo más suave del universo penetra lo más duro.
  • La enseñanza sin palabras y el valor de la no-acción, casi nadie en el mundo lo alcanza.
  • El sabio posee una posee un espíritu sin prejuicios y hace suyo el sentir del pueblo.
  • El valeroso pero osado, morirá. El valeroso pero pudiente, morirá.
  • Lo veraz no necesita retórica, lo retórico no es lo veraz.

No te vayas sin comentar: