El Codex Seraphinianus es considerado uno de los libros más enigmáticos y extraños del mundo. Escrito por Luigi Serafini en 1976, de una manera automática que ni el mismo Luigi podía comprender, una conexión inexplicable que hacía escribir en un idioma que él nunca había conocido y dibujos de cosas y plantas que jamás había visto o por lo menos que no existen en este mundo. Más bien es un libro que describe ciencia, biología, escritura y lenguaje, a través de una serie de dibujos, fórmulas que parecen pertenecer a un universo paralelo sin que el autor fuera consciente de lo que estaba escribiendo, de una manera extraña le llegaba este tipo de conocimiento imposible de decodificar.

En la estructura de dicho libro no solamente encontramos plantas inexistentes, sino que es toda una descripción de un mundo natural con flora, fauna, física, química y hasta una sección dedicada a las humanidades como aspectos de la vida, vestimenta, alimentación, costumbres, arquitectura, que no pertenece a la nuestra.

 

Describe variadas criaturas bípedas, como así también diversas leyes químicas y biológicas totalmente desconocidas por la ciencia; de arquitectura podemos decir que es prácticamente imposible de reproducir, una descripción de un extraño sistema de lenguaje que hasta el día de hoy es un desafío para los mejores criptógrafos. El sistema de escritura es coherente, con letras Mayúsculas y minúsculas, realizadas de izquierda a derecha, siendo curvilínea como muchos de los sistemas conocidos. El idioma ha sido imposible de decodificar, pero en la numeración se ha encontrado un tipo clave para lograr descifrarlo. Un criptógrafo de la marina de los EE.UU. (James M. Duyer) afirma haber descubierto que está realizado a base a una secuencia de Fibonacci, pero aplicada al número 21, muchos encuentran una similitud tan surrealista como el Manuscrito Voynich.

Cuando se estudian las ilustraciones de dicho libro, se encuentran mapas con rostros humanos, máquinas unidas con delicados filamentos, todo surrealista pero a la vez con descripciones muy realistas, como si se mezclara este mundo con otro paralelo a este, por ejemplo vórtices dibujados como si se tratase de un auténtico agujero de gusano; también pirámides inacabadas con esferas en su interior que denotan una arquitectura totalmente desconocida por nosotros, así también distintas mutaciones en seres vivos, tanto en plantas como animales que no existen en la biósfera de nuestro planeta, organismos unicelulares y pluricelulares totalmente detallados, elementos químicos desconocidos, mutaciones de humanos y máquinas extrañas descritas matemáticamente exacta. Diseños de ciudades perfectamente dibujados como microorganismos detallados desde su raíz.

codex-seraphinianus3

Agujeros negros, túneles con escritura imposible de decodificar, tablas matemáticas y corchetes ininteligibles, estudios realizados con conexiones de luz y electricidad, todos con su correspondiente ecuación.

También estudios relacionados con la microscopía, con diferentes aumentos luminosos en diferentes ángulos, con una orientación e inclinación diferentes para cada uno de ellos. Aparecen también imágenes espectrofotométricas, espectros de luz visibles y diferentes muestras cromatográficas con sofisticadas ecuaciones.

codex-seraphinianus4

Conexiones con elementos químicos para obtener diferentes estudios relacionados con genéticas y microbiología, diferentes estados de una materia y distintos pasos a seguir para convertir un elemento en otro por distintas reacciones químicas.

También dibujos de destiladores para lograr distintos productos, una asombrosa maquinaria, prácticamente orgánica en alguna de las partes y hasta mapas con descripciones de ciudades inexistentes en nuestro globo terráqueo, todo con un asombroso detalle y genialidad inexplicable, rozando el surrealismo, como en una pintura de Salvador Dalí.

Una de las cosas más asombrosas y perturbadoras de esta obra es el dibujo de una pareja haciendo el amor y transformándose en un caimán, escapándose a cualquier tipo de lógica que de hecho no es apta para ser vista por todo el mundo porque puede herir la susceptibilidad de las personas.

Una página del libro en que muestra la formación de un caimán a partir de dos personas

Una página del libro en que muestra la formación de un caimán a partir de dos personas

Toda una obra auténticamente surrealista que no se corresponde a este mundo pero que guarda una similitud con el manuscrito Voynich en muchos de sus aspectos, que quizás algún día y con una inteligencia humana más avanzada logremos descifrar, junto a la física cuántica u otro tipo de ciencia, la existencia de otros mundos paralelos relacionados a este, pero posiblemente comprobable.

No te vayas sin comentar: