Curiosamente, Egipto no es el único lugar con jeroglíficos. Ha habido un controvertido descubrimiento de jeroglíficos en Australia.

Estos jeroglíficos han creado confusión entre los investigadores y aún se están debatiendo, siendo un tema controversial entre historiadores y arqueólogos. La investigación en curso aún está intentando verificar la autenticidad de los jeroglíficos.

Encontrados a principios de 1900, los jeroglíficos fueron la base del folclore en el área. Con alrededor de 250 esculturas de piedra, muchos de los pueblos indígenas han creído que forman parte de algo grande.

El sitio arqueológico de Kariong es conocido por su sitio de tumba prehistórica. La tumba perteneces a Nefer-Ti-Ru, quien fue enterrado por su hermano, el capitán de un navío que naufragó por la cosa de Gosford. Los jeroglíficos eran los escritos que acompañaban a la tumba. Existe la creencia de que existe una relación entre el sitio de la tumba y los jeroglíficos de Kariong.

Aunque muchos estudiosos creen firmemente que los jeroglíficos en Australia son un producto de un engaño, todavía hay muchos investigadores que estarían en desacuerdo. Este descubrimiento controversial sugiere que pueden haber antiguos colonizadores que posiblemente podrían venir del Oriente Medio. Aunque se sabe muy poco acerca de los jeroglíficos, es posible que pueden ser más antiguos que los jeroglíficos egipcios.

La mayoría de los historiadores y arqueólogos creen que los jeroglíficos en Australia no tiene nada que ver con aquellos en Egipto. Sin embargo, el egiptólogo Mohamed Ibrahim y su equipo se las arregló para traducir los jeroglíficos. Concluyeron que son auténticos e incluso tienen variaciones gramaticales que estuvieron presentes en el descubrimiento de los jeroglíficos en Egipto en 2012, el cual se descubrió que tiene similitudes con los textos en Kariong.

Otros investigadores han vinculado estos jeroglíficos a la escritura fenicia arcaica de Egipto. Los mercaderes fenicios fueron una tribu nómada han viajado a través de todo el mundo mediterráneo. Puede haber una posibilidad de que un mercader abordó un bardo que pudo haber navegado hacia Gosford.

Otras piezas de texto tiene similitudes con las escrituras sumerias. El sumerio fue una lengua de la antigua Mesopotamia. La escritura se usó ampliamente en su religión y sus trabajos académicos. Los investigadores han encontrado el vínculo entre la escritura sumeria con los jeroglíficos en Kariong.

Muchos historiadores e investigadores aún no han aceptado estos jeroglíficos como auténticos en un esfuerzo por proteger la versión dominante de la historia. La verificación de estos glifos como auténticos puede muy bien desmentir muchas teorías que son la base de la historia que conocemos hoy en día. Siempre surgirán nuevos descubrimientos y muchos de ellos probablemente cambiarán la forma en que vemos el pasado, el presente y el futuro.

 

El siguiente video enseña más acerca de los jeroglíficos en Australia (en inglés):

 

Fuentes y referencias:

1 – Link

2 – Link

No te vayas sin comentar: