¿El cáncer puede ser curado? ¿Puede ser curado con la medicina holística? La respuesta para esas preguntas podría ser si. Muchas personas lo han hecho y muchos más continúan haciéndolo. Desafortunadamente, desde muy temprana edad nos han enseñado de que la medicina farmacéutica es la única opción disponible. Nos enseñaron que la industria farmacéutica “aún está buscando una cura”; y, como si fuera poco, además nos enseñaron que las vitaminas, minerales, aminoácidos, ácidos grasos y los fitonutrientes desempeñan poco o ningún papel en la salud celular, lo que contradice la bioquímica básica.

La industria farmacéutica ha comprometido la salud de nuestro mundo. Se basa en falsas afirmaciones bajo las declaraciones de la “ciencia dura”, cuando de hecho, todos los grandes “estudios científicos” que se están realizando están respaldados y financiados por las mismas industrias farmacéuticas.

Por supuesto que ellos no van a promover curas naturales. Los llevaría a la bancarrota en cuestión de meses y acabaría con ficticio relato.

Como el doctor en medicina, Sunil Pai, declara en una entrevista:

“Sigue el dinero, ¿Cuál es la industria más grande en este momento? es la industria del cáncer. El cuidado promedio para una persona del cáncer en la etapa 1 a la etapa 4 oscila desde $350.000 a $1.400.000 dólares al final de la etapa 4.”

Revelar la verdad acerca del negocio del cáncer y la industria farmacéutica, inmediatamente pondría fin a numerosos trabajos en agencias gubernamentales alrededor el mundo, instituciones privadas como el Instituto Rockefeller, y otras más; como así también a corporaciones farmacéuticas internacionales. Lamentablemente la verdad se ha encubierto en el nombre de la codicia y el beneficio.

Además, tomando la información sobre cómo vivir una vida saludable de los médicos occidentales respaldados por las farmacéuticas, resulta bastante irónico. Como el doctor Leonard Coldwell declara en una entrevista:

“Los médicos, estadísticamente, tienen la esperanza de vida más corta de 56 años en promedio, el abuso de alcohol y drogas más alto, la tasa de suicidios más alta (sólo la de los psiquiatras es más alta). ¿Así que ir con alguien que tiene la esperanza de vida más baja, la tasa de suicidios más alta, el abuso de alcohol y drogas más alta, para preguntarles cómo tener una vida saludable, larga y feliz? Creo que deberíamos reconsiderar nuestra manera de pensar.”

Curando

El doctor Coldwell es alguien que afirma haber curado a más de 35.000 pacientes de diferentes tipos de cáncer. Además, su porcentaje de curación se sitúa en 92,3%, lo cual significa que por cada 100 pacientes que acudieron a él por ayuda para curar su cáncer, ha curado satisfactoriamente 92 de ellos, lo cual es bastante sorprendente. Los tips o consejos para una dieta adecuada cuando se trata, o se intenta prevenir el cáncer se puede encontrar aquí (una transcripción en español se puede encontrar aquí – La caja de pandora)

Otro doctor que está ayudando a aquellos que padecen de cáncer es el doctor Daniel Nuzum. Él es el principal defensor de una sustancia curativa y un suplemento de salud conocido como ácido fúlvico. El doctor Nuzum ha tratado a más de 8.000 pacientes con ácido fúlvico, y todos ellos han tenido un variado nivel de éxito, mientras que no se reportaron efectos secundarios negativos.

Los ácidos fúlvicos son creados por microorganismos situados en el suelo, y es el producto final de la materia orgánica descompuesta. Estos ácidos tienen numerosos beneficios para el cuerpo, incluyendo ser el antioxidante más poderoso conocido, tiene una fuente extremadamente rica de electrolitos, cataliza reacciones enzimáticas, restaura el balance electroquímico e incrementa la tasa de síntesis de ADN y ARN.

Puesto que abastece de tantos electrones, el balance electroquímico regresa y le permite al cuerpo funcionar óptimamente. De acuerdo con el doctor Jerry Tennant, tener suficiente actividad eléctrica dentro del cuerpo es necesaria no sólo para el bienestar, sino para la vida misma:

“La enfermedad crónica es definida siempre por tener un voltaje corporal bajo. Uno no puede curar la enfermedad crónica sin insertar los suficientes electrones para alcanzar -50mV (milivoltios). Se debe tener la materia prima necesaria para hacer nuevas células y eliminar las toxinas del cuerpo, o infecciones presentes que dañan las células nuevas.  Puedes tomar todos los medicamentos y hacer todas las cirugías que quieras, pero no te curarás a menos de que tengas -50mV, materias primas (nutrientes), y falta de toxinas.”

Además de suministrar suficiente actividad eléctrica, de acuerdo con el sitio Fulvic Supremo, el ácido fúlvico también es capaz de aumentar la asimilación de nutrientes en las células, de transportar cualquier nutriente posible (debido a su peso molecular extremadamente bajo), y desintoxicar los desperdicios celulares. Puede además convertir químicamente toxinas en nutrientes utilizables para las células. En esencia, eso significa que convierte los desechos metabólicos en alimento y energía para las células.

Por último, existen numerosos estudios mostrando como la planta de cannabis puede y cura el cáncer. De hecho, el gobierno de EEUU conocía esta información desde al menos 1974, cuando un estudio realizado por la Universidad de la Mancomunidad de Virginia probó que el cannabis efectivamente trató una amplia gama de cánceres, y fue publicado el año siguiente en la Revista del Instituto Nacional del Cáncer estadounidense. Lamentablemente, este estudio se guardó bajo la alfombra y permaneció en silencio por casi tres décadas, hasta que se volvió accesible al público.

Hay muchos otros médicos alrededor del mundo que están curando el cáncer con medicina holística, que incorpora el uso de alimentos, mucha luz solar y aire fresco, hierbas y especias medicinales y una variedad de diferentes métodos dedicados a reducir el estrés físico y emocional. Como el dr. Leonard Coldwell señala en su sitio, el 86% de las enfermedades ocurren debido al exceso de estrés, mientras que sólo el 14% son debido a elementos físicos.

Algunos de esos otros doctores incluyen al Dr. Stanislaw Burzynski, al Dr. Edward Group y al doctor Samir Chachoua.

Hay además mucha otra información sobre cómo ayudar a curar y prevenir el cáncer, incluyendo una serie de documentales de 11 partes llamado The quest for the cures… continues” (La búsqueda para la cura… continúa), el cual entrevista a 28 médicos, 11 científicos y a 9 sobrevivientes del cáncer, quienes “rompieron el código del silencio” en la verdad acerca del cáncer. La primera parte se puede encontrar aquí.

Las soluciones ya existen, y como dijo el dr. Coldwell: “Si la naturaleza crea un problema, la naturaleza siempre ofrece una solución.”

 

 

 

No te vayas sin comentar: