La telepatía onírica sugiere que los seres humanos tienen la habilidad de comunicarse telepáticamente con otras personas mientras sueñan. Este concepto no es algo nuevo, el interés científico en la telepatía se remonta a los padres del movimiento psicoanalítico. Freud, por ejemplo examinó las implicaciones de la telepatía en el pensamiento psicoanalítico; además consideró a la telepatía onírica, o la influencia telepática del pensamiento en el sueño en varias ocasiones. Carl Jung creía en la hipótesis telepática sin lugar a dudas, incluso desarrolló un sistema teórico para explicar los “eventos paranormales” de esta naturaleza.

 

Al parecer, todas las grandes mentes fomentan el estudio de varios tipos de fenómenos no físicos.

De acuerdo a Stanley Krippner, doctor en filosofía y profesor de psicología en la Universidad de Saybrook en California:

“Existe una gran cantidad de material anecdótico y clínico que apoya la posibilidad de efectos telepáticos que ocurren en los sueños (Krippner, 1974). Sin embargo, un enfoque experimental del tema no se hizo posible hasta que la tecnología psicofisiológica de laboratorio se hizo disponible. Se descubrió en una investigación sobre el sueño que los participantes que se despertaban durante la fase REM (Rapid eye movement, o movimiento rápido de ojos), frecuentemente eran capaces de recordar los episodios de sueño. Como resultado, fue posible solicitar un “receptor telepático” que intentara soñar con un estímulo objetivo que estaba siendo enfocado en un lugar distante por un “remitente telepático”. – Fuente

 

Experimentos y resultados

A mediados de la década del 60, el doctor en medicina Montague Ullman, comenzó una serie de experimentos en el Centro Médico Maimonides, en Brooklyn, Nueva York, para probar la hipótesis de que las personas pueden ser preparadas para soñar sobre material seleccionado al azar. En otras palabras, podían elegir sobre lo que querían soñar, y esto podía incluir desde piezas de arte a películas, fotografías y más. Pocos después de que esos experimentos comenzaran, Ullman fue acompañado por Stanley Krippner (citado arriba), que tiene una gran experiencia en el estudio científico de los sueños, psicología y la parapsicología.

Los experimentos que realizaron duraron un lapso de más de 10 años, y “produjeron resultados estadísticamente significativos.”

Durante los experimentos, usualmente había un “emisor telepático” y un “receptor telepático“. Se reunían en el laboratorio durante un corto período de tiempo antes de ser colocados en habitaciones completamente separadas justo antes de irse a dormir. Los emisores telepáticos tenían un sobre esperándolos en la habitación en la cual dormirían. Este sobre contenía algo como una foto o un dibujo. Los receptores eran despertados a propósito poco después de que comenzara la fase REM para que los investigadores pudieran realizar un informe del sueño.

 

Una sesión muy importante

Una sesión memorable del experimento de telepatía onírica ocurrió cuando la pintura de arte seleccionada fue “Clase de Danza en la Ópera”, de Edgar Degas, el cual muestra a varias jóvenes en una clase de danza. De acuerdo con Krippner, en el informe de sueño de los receptores incluían frases como: “Estaba en una clase compuesta de quizás media docena de personas, parecía una escuela,” y “había una pequeña niña que estaba tratando de bailar conmigo.” 

“Clase de Danza en la Ópera”, de Edgar Degas

Estos resultados son fascinantes, y la idea de que uno puede influir en el sueño de otra persona abre la puerta a un montón de posibilidades. Aunque quizás no entendamos el proceso detrás en esta transferencia de información, y no podamos ver que esta transferencia se lleva a cabo de mente a mente, tenemos pruebas de que ocurre. Esto es bastante común cuando examinamos estudios científicos que han evaluado fenómenos parapsicológicos – sabemos lo que está sucediendo, pero no cómo sucede.

Otra sesión importante conducida por el doctor Krippner y Ullman tomó lugar el 15 de marzo de 1970. En esta sesión, un gran grupo de personas en el concierto de rock de Holy Modal Rounders fue seleccionado para enviar algo telepáticamente. Una artista local con el nombre de Jean Millay tomó para organizó a los emisores telepáticos para la “preparación del objetivo”. Ella hizo esto con la ayuda de la Lidd Light Company, un grupo de artistas que eran los responsables del espectáculo de luces en el concierto. Millay le dio a la audiencia un breve conjunto de instrucciones verbales antes de que la imagen apareciera en la pantalla grande que los emisores telepáticos estaban mirando.

Seis proyectores de diapositivas fueron utilizados para proyectar una película en color sobre águilas y sus hábitos de anidación, así como información sobre varias aves de todo el mundo (incluyendo aves de la mitología, como el fénix). Todo esto sucedía al mismo tiempo en que los Holy Modal Rounders tocaban su canción “If you want to be a bird” (si quieres ser un pájaro).

Hubo 5 receptores telepáticos voluntarios para este experimento, y todos estaban ubicados dentro de un radio de 160 km de los emisores telepáticos. Todos los receptores estaban al tanto de la ubicación del concierto y les dijeron que registraran sus imágenes a medianoche, debido a que a esa hora serían cuando el “material” les sería enviado.

De acuerdo con Krippner:

“Una “receptora telepática”, Helen Andrews, vió la imagen de “algo mitológico, como un grifo o un fénix.” El segundo, tercer y cuarto participante de la investigación describió imágenes de “una serpiente,” “uvas,” y “un embrión en llamas.” El quinto participante fue Richie Haven, el célebre artista y cantante estadounidense, quien informó cerrar sus ojos a medianoche y visualizar “un grupo de gaviotas volar sobre el agua.” Ambos informes del sr. Havens y la srta. Andrews mostraron una correspondencia directa con el material implicado.” – Fuente

Se vieron más resultados sorprendentes cuando el grupo de rock “Grateful Dead” se postuló como voluntarios para participar en una sesión de telepatía onírica por un periodo de seis noches. Estos resultados fueron publicados por la Asociación Estadounidense de Psicología.

Estas fueron generalmente las instrucciones dadas a los sujetos que participaron en estos experimentos:

  1. Estás a punto de participar en un experimento de percepción extrasensorial (o ESP, por sus siglas en inglés).
  2. En pocos segundos verás una imagen.
  3. Intente usar su ESP para “enviar” esta imagen al receptor.
  4. El receptor intentará soñar acerca de lo que hay en la imagen, intente “enviárselos”.
  5. Luego, los receptores conocerán la ubicación del emisor.

 

Posibles explicaciones

La física cuántica ha arrojado luz sobre la inmensa interconexión de todo en el universo. Una explicación posible es el entrelazamiento cuántico. Por ejemplo, considera dos electrones que se crean juntos. Si envías a uno al otro lado del universo, el otro electrón responderá instantáneamente, independiente de la distancia entre sí. Esta es una manera de interpretar como todo está realmente conectado de alguna manera. Einstein lo llamaba “acciones fantasmales a distancia”. Para una gran demostración visual de esto, mira el siguiente video:

La verdad del asunto es que no hay manera de explicar como funciona esto. Los investigadores involucrados sólo fueron capaces de observar y registrar lo que estaba sucediendo, lo que una vez más, es muy común para el fenómeno parapsicológico.

Al mismo tiempo, estos experimentos involucran a los sueños un estado completamente diferente y alterado de “realidad” de la que realmente no sabemos mucho. Es un mundo separado (o al menos se cree que es separado) de un mundo en el cual estamos “despiertos” – aunque por supuesto, el mundo que percibimos cuando estamos despiertos podría muy bien ser sólo un sueño – pero ese es tema para otro artículo.

Los fenómenos parapsicológicos han sido probados y documentados en todo el mundo

Los fenómenos parapsicológicos han sido estudiados, documentados, observados y probados (una y otra vez) por varios científicos de renombre en laboratorios por todo el mundo. El departamento de defensa estadounidense ha tenido un gran interés en este tema (también lo ha estudiado) por muchos años; pero los resultados del estudio están ocultos del público y excluído de las universidades y de la ciencia convencional, lo cual no es justo ni correcto. No es como si esta información nos fuera inaccesible, parte de esta documentación y estas publicaciones están disponibles en el dominio público, pronto en nuestro sitio subiremos una recopilación de todos estos estudios con sus correspondientes fuentes.

No te vayas sin comentar: