“Hoy en el mundo hay 6.900 millones de personas, y aumentará a 9.000 millones. Si realmente hacemos un buen trabajo, podríamos bajar esa cifra quizás un 10 o 15 por ciento.” ~ Bill Gates

Bill Gates cree que la densidad de la población en las áreas pobres es demasiado grande, y que con sus planes de despoblación cree que puede “resolver” el problema. Considerando su enorme compra de valores de Monsanto – es dueño de millones de acciones de Monsanto y Cargill, y la fundación Bill y Melinda Gates siguen aumentando el número. Él es dueño de más de 23 millones de dólares, o 500.000 acciones de Monsanto.

Con sede en Seattle, Agra-Watch, parte de la alianza comunitaria para la justicia global, ha dicho:

“Monsanto tiene una historia de flagrantes desprecios por los intereses y el bienestar de pequeños agricultores alrededor del mundo… [Esto] arroja serias dudas sobre la fuerte financiación de la fundación en el desarrollo agrícola en África.”

Además, ponen serias dudas en la Fundación de Bill y Melinda Gates y de sus verdaderos intereses en el apoyo de poblaciones pobres que ellos tan orgullosamente están tratando de “ayudar”.

Gates además financia programas que arruina los órganos reproductivos de los hombres con radiación de tal forma que no puedan dejar descendencia, y nanotecnología encubierta que proporciona peligrosas vacunas. La Fundación Gates además se ha asociado con el gobierno británico en la recaudación de $4 mil millones de dólares para financiar su programa de control de natalidad en todo el mundo para el año 2020.

Puedes oír a Melinda Gates hablar acerca de fomentar el control de la natalidad en una charla TED.  Ella actúa como si la gente debería tener opción sobre el control de la natalidad, pero que deberían enfocarse en las zonas pobres de países como los de África, donde además tratan de presionar su agenda de alimentos genéticamente modificados. Melinda Gates además dice: “algunas personas les preocupa que el control de la natalidad es controlar la población”.

Kwame Fosu, director de políticas para Proyecto Rebecca para los Derechos Humanos, dice que los dichos de la Sra. Gates son hipócritas, debido a que las mujeres que ella dice estar ayudando no son bien informadas acerca de los peligros que esto implica. [La fundación impone el uso de Depo Provera, fabricado por Pfizer, y además llamado el anticonceptivo más peligroso por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU.]

“Ninguna mujer africana estaría de acuerdo con ser inyectada si tuviese pleno conocimiento de los peligrosos efectos secundarios de estos anticonceptivos,” dijo Kwame Fosu le dijo a C-FAM, el Instituto Católico de la Familia y los Derechos Humanos. “De hecho, reclama Fosu, en países donde las mujeres son educadas en las complicaciones dolorosas, el uso de Depo Provera es desdeñable.”

¿Por qué centrarse en el control de la natalidad de los países en desarrollo? Porque entonces se puede controlarlos mediante el control de sus poblaciones. Añade esto a la maniobra política desenfrenada para intentar mantener al resto de la gente “enganchada” a los OGMs (Organismos Genéticamente Modificados), y tendrás un país dócil, enfermo, y dependiente, viviendo sólo de tus productos farmacéuticos y alimentos falsos.

La revista Fast Company informa que la Fundación Gates ha invertido cerca de $11.9 millones en investigación sobre un OGM resistente al virus de la yuca para África, y un reciente cable de Wikileaks ha revelado que el Departamento de Estado de EE.UU. prácticamente se ha convertido en una agencia para promover los intereses privados de la corporación Monsanto, en la que Bill Gates tiene grandes inversiones. Es cuestión de cada uno unir los hechos y sacar sus propias conclusiones.

No te vayas sin comentar: