Nuestra vida moderna, totalmente apurada y con hábitos alimenticios erróneos, nos ha llevado a tener un estilo de vida no muy saludable. Sabido esto, es importante que nos detengamos a hacer una introspección y empezar a darnos cuenta de cuánto daño nos hacemos a nosotros mismos. Darle “rienda suelta” a la comida chatarra, procesada conlleva a subir el nivel de colesterol el cual con el tiempo nos lleva a padecer enfermedades cardiovasculares. Pero, ¿Es posible revertir la situación? La respuesta es , y estas son algunas de las formas:

 

Chocolate Negro

Chocolate Negro: Todo el mundo ama el chocolate. ¿Pero sabías que contribuye a mantener un corazón saludable? Este chocolate está hecho de cacao, que contiene antioxidantes llamados flavonoides, los cuales son responsables de prevenir que la sangre se coagule, reducir la inflamación, y de regular la presión arterial; de este modo impide que tu corazón vaya a toda marcha bajo ninguna circunstancia. Sin embargo, vale recordar que es el chocolate negro es el que es beneficioso y no el chocolate con leche.

 

Tomate

Tomates: los tomates son muy útiles para cuidar tu salud. Estos contienen una antocianina llamada licopeno el cual les da el cual el color rojo. Este pigmento es además un antioxidante, y contribuye a bajar los niveles de lipoproteínas de baja densidad (LDL), o mejor conocido como “colesterol malo”. Además, los tomates son bajos en calorías como también un contenido bajo de azúcares, así que puedes disfrutarlos sin restricciones.

 

Te verde

Té Verde: Mientras que la mayoría de la gente disfruta de una taza de té para arrancar la mañana con entusiasmo, rara vez nos damos cuenta de los beneficios que estos proveen. El té verde contiene antioxidantes llamados catequinas, las cuales prolongan la longevidad tratando enfermedades del corazón.  Estos antioxidantes suprimen la respuesta inflamatoria de nuestro cuerpo causado por lípidos y depósitos triglicéridos. Científicos han descubierto que la gente que bebe té verde regularmente disminuyen significativamente los riesgos de sucumbir a un ataque cardíacos que aquellos que no.

 

Almendras

Almendras: Los frutos secos en general, se consideran excelentes para la salud. Las almendras contienen ácidos grasos omega-3 que es una de las grasas saludables que necesita tu cuerpo para incrementar los niveles de Lipoproteínas de alta densidad (HDL), o lo que llamamos colesterol bueno. Este colesterol mantiene tu corazón saludable y se compone de grasas que se queman rápidamente sin formar depósitos. Las almendras además contienen vitamina E, otro nutriente que ayuda a regular los niveles de LDL en tu sangre. Además, el contenido relativamente alto en calorías y fibras en las almendras las hace una excelente elección para el control del peso.

 

Vino tinto

Vino tinto: Te estarás preguntando, ¿Por qué vino tinto? Estudios han encontrado que el vino tinto, como cualquier otro tipo de alcohol en pequeñas cantidades, de hecho, protegen el corazón. El vino tinto, sin embargo, contiene polifenoles que proveen beneficios adicionales a la salud. El Resveratrol, el polifenol que se encuentra en el vino tinto, ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre. Sin embargo, está probado que tomar más de una copa o dos puede estresar el hígado, causándole daños.

 

Frutos del bosque

Frutos del bosque: Son fuentes de alto contenido de antioxidantes. Los arándanos tienen el contenido más alto en antioxidantes, como también propiedades antiinflamatorias. Estos contienen el pigmento antocianina, así como un antioxidante como flavonoides que dilatan los vasos sanguíneos y reducen los casos de paros cardíacos. Además contienen una cantidad adecuada de fibra que facilita el control del peso como también a expulsar las toxinas fuera del cuerpo.

 

Salmon

Salmón: El salmón es la fuente más rica de ácidos grasos omega 3. Pueden curar una arritmia, una frecuencia cardíaca irregular o una acumulación de plaquetas en las arterias. Cualquiera de estas condiciones afecta tu corazón y causan varias enfermedades. El salmón además reduce tu perfil lipídico y ayuda a mantener tu corazón saludable.

No te vayas sin comentar: