Responsable de eliminar los resíduos y el exceso de líquido del cuerpo, los riñones sanos son esenciales para una función corporal óptima. En el mundo de hoy, donde cada vez es más difícil evitar las toxinas – de los alimentos, de los productos de consumo, y del mismo ambiente en el que vivimos – los riñones sanos son cruciales para la desintoxicación.

La medicina moderna nos anima a recurrir a los productos farmacéuticos cuando tenemos un problema de salud, perpetuando aún más el “efecto vendaje”. Contrariamente a la creencia popular, tenemos muchas alternativas naturales a la medicina convencional a nuestra disposición, así como también numerosas medidas preventivas.

Aquí les mostramos 5 maneras simples de mantener sus riñones sanos y funcionando correctamente:

Beber suficiente (aunque no demasiada) cantidad de agua

Los doctores no estaban bromeando cuando dijeron que uno debe beber por lo menos ocho tazas de agua por día. Sin embargo, la cantidad de agua que debe beber es específica para su cuerpo. Por ejemplo, ocho tazas de agua podría no ser suficiente agua para hidratar mi cuerpo, pero sería demasiado para alguien que experimenta insuficiencia renal. Factores como la actividad física y el clima también influyen en las necesidades de agua del cuerpo.

Sus riñones en realidad regulan la cantidad de agua en su cuerpo y eliminan el exceso de agua o lo retienen cuando el cuerpo carece del líquido. Por lo tanto, si sus riñones están fallando, la restricción de agua se recomienda a menudo porque sus riñones ya no pueden ayudar a deshacerse de la cantidad en exceso.

El agua ayuda a los riñones a eliminar el exceso de residuos de la sangre a través de la orina. También ayuda a mantener abiertos los vasos sanguíneos para que la sangre pueda transportarse fácilmente a los riñones y enviar nutrientes esenciales a ellos. La deshidratación puede afectar negativamente este proceso, y la deshidratación severa puede conducir realmente al daño del riñón.

Comer saludablemente

Sus riñones aman una dieta equilibrada, llena de vitaminas y minerales y no con demasiada sal o grasa. Comer una dieta más basada en plantas con un montón de frutas y verduras frescas y orgánicas es la mejor manera de darle a sus riñones un poco de amor. Por supuesto, todo esto depende de la salud actual de sus riñones. Por ejemplo, si sus riñones están dañados, a menudo se recomienda que consuma menos proteínas, particularmente menos proteína animal, porque es más difícil para sus riñones eliminar los desechos que produce.

También se sugiere observar la ingesta de fósforo, ya que los riñones dañados pueden resultar en una acumulación de fósforo en la sangre. Los cereales de salvado, harina de avena, productos de origen animal, incluyendo productos lácteos y carnes procesadas, nueces, semillas y lentejas contienen grandes cantidades de fósforo. El fósforo también se añade a menudo a muchos alimentos procesados, así que asegúrese de leer las etiquetas de los alimentos envasados que compra y evitar la comida rápida.

Según la Medicina Tradicional China (MTC), el jengibre puede ayudar a fortalecer los riñones (y todo el sistema reproductivo, ya que es lo que representan los riñones), especialmente el té de jengibre, que nutre la vejiga y puede matar a los parásitos. Demasiados dulces y alimentos con alto contenido de azúcar debilitan los riñones. Y uno de los alimentos más nutritivos para los riñones es en realidad las batatas, según la MTC.

Beber menos alcohol

El consumo regular de alcohol normalmente duplica el riesgo de enfermedad renal. El consumo excesivo de alcohol (más de cuatro de cinco bebidas en el transcurso de dos horas) puede elevar rápidamente el nivel de alcohol en la sangre de una persona, lo que puede causar un trauma repentino en los riñones, denominado “lesión renal aguda”.

El alcohol también inhibe la liberación de la hormona de la glándula pituitaria, una hormona que normalmente hace que los riñones reabsorben el agua y los electrolitos. Por lo tanto, en lugar de ser reabsorbido, se elimina en la orina cuando el cuerpo consume demasiado alcohol.

Reduzca su consumo de sodio

Como se mencionó anteriormente, es importante observar su ingesta de sodio cuando se trata de la salud renal, especialmente si sus riñones ya están dañados. Si sus riñones están teniendo problemas para eliminar el exceso de sodio y el líquido del cuerpo, entonces esto puede resultar en presión arterial alta, que podría dañar aún más los riñones.

Aunque la Organización Mundial de la Salud, recomienda, como mucho, 2.500 mg de sodio por día, una ingesta saludable de sodio para su cuerpo es completamente dependiente de su salud en general. Si tiene algún problema de salud, especialmente daño renal o problemas cardíacos, su consumo recomendado sería mucho menor.

Ten en cuenta que un poco de sodio está perfectamente bien, sólo depende de la fuente. La sal natural que se encuentra en verduras como el apio es genial, y también lo es consumir un poco de sal del Himalaya. Es la sal de mesa refinada y la sal industrial añadida a los alimentos procesados y otros preparados que dañan los riñones y tu salud en general. Una sola cucharadita de sal del Himalaya contiene alrededor de 478 mg de sodio natural sin procesar, que es una gran alternativa a la sal de mesa yodada.

Ejercitarse regularmente

El mantenimiento de un peso corporal saludable y el ejercicio regular puede disminuir el riesgo de múltiples enfermedades, no sólo la enfermedad renal. Mediante el esfuerzo físico, puede equilibrar su peso y su presión arterial, permitiendo que sus riñones funcionen correctamente. Una vez más, las personas con daño renal deben consultar a un médico para discutir cuánto ejercicio es apropiado para su cuerpo individual.

Gran parte del conocimiento compartido en este artículo no sólo beneficiaría a sus riñones, sino a todo su cuerpo como un todo. Nuestros órganos trabajan juntos para permitirnos controlar eficazmente nuestros cuerpos, y ¿qué mejor manera de agradecerles por su arduo trabajo que realmente cuidar de ellos? Nuestros riñones juegan un papel vital en la función de nuestros cuerpos, por lo que debemos tratarlos con cuidado.

No te vayas sin comentar: